VOLVER A HOME

Opel Mokka pretende liderar el sector SUV con nuevo modelo

Abr 5, 2021MOTOR0 Comentarios

Good Cars Only

Brandcars es la Revista Online para los que nos apasionan los coches de calidad. No sólo los coches caros; sino aquellos que son productos muy logrados por su relación calidad precio. ¡Suscríbete y sigue compartiendo cada día tu pasión por los Brand Cars!

Publicado: abril 5, 2021

Aunque solo han pasado tres meses desde el lanzamiento al mercado del nuevo Opel Mokka. La expectación que ha creado este modelo de Opel ha superado las previsiones más optimistas e incluso ha recibido un primer reconocimiento por parte de «Connected Car Award», premio que ha sido otorgado por las publicaciones Autobild/Computerbild a la versión eléctrica Mokka-e.

Lanzado en el año 2012 y renovado en 2016, el Opel Mokka ha sido un auténtico superventas en Europa. Ahora, las perspectivas de este nuevo modelo son muy optimistas teniendo en cuenta, además, que el segmente B-SUV continúa experimentando un rápido crecimiento.

Este nuevo modelo de Opel Mokka presenta las nuevas señas de identidad y el nuevo lenguaje de diseño que marcará los futuros lanzamientos de Opel. El diseño se caracteriza por sus atractivas proporciones y destaca por sus cortos voladizos. Su gran novedad, fundamentalmente, es el frontal, que ha sido bautizado como Opel Vizor, formado por un visor protector oscurecido en negro que integra la parrilla, las luces diurnas, los faros y el logotipo.

Las dimensiones del nuevo Opel Mokka son contenidas para poder moverse bien en el tráfico urbano, aunque su mecánica también se puede utilizar perfectamente en carretera. SE trata de un coche con un diseño y una estética muy sencilla, a la vez que llamativa.

Incorpora una pantalla de 10 o 12 pulgadas

Opel Mokka SUV

El puesto de conducción es muy tecnológico. Solo se ofrece con cuadro de instrumentos digital, aunque dependiendo de su equipamiento puede ser de 10 o 12 pulgadas. Esta instrumentación está asociada con una pantalla en la consola central de otras 10 pulgadas.

Casi todo se puede hacer a través de esta pantalla central y el vehículo incluye unos cuantos botones para facilitar su utilización. Debajo de la pantalla encontramos botones para acceder al sistema de sonido, al navegador y para otras funciones. Todo ello tiene la finalidad de que su acceso sea más fácil e intuitivo. Debajo se encuentran los mandos de la climatización, que también es de muy fácil utilización.

En cuanto a la palanca de cambios, tanto la automática como la del modelo eléctrico se trata de un selector con tres posiciones y muy fácil de gestionar. Esto ocurre con el gestor de modos de conducción que ofrece tres posibilidades diferentes: Eco, Confort y Deportivo. Seleccionar el modo que quieres es realmente sencillo.

Está disponible en motores gasolina y diesel

La batería del nuevo Opel Mokka es de 50kWh y se puede recargar en un punto de carga convencional de una casa o con un wallbox. Asimismo, se puede recargar en un punto de corriente continua y de alta capacidad y la carga está limitada a un máximo de 100 kW. En cuanto al tiempo de recarga, en un wallbox de 11kW en un minuto se carga para recorrer 1km. Si se hace en un punto de 50 kW en un minuto recargaremos para hacer 5 km y en un cargador de 100 kW, el máximo posible y en 1 minuto tendremos carga para recorrer 9 kilómetros adicionales.

El nuevo Opel Mokka se ofrece con dos motorizaciones: gasolina y diesel. Los de gasolina son un mismo propulsor de 1,2 litros con turbocomprensor que ofrece dos opciones de potencia. El punto de partida es de 100 caballos y por encima una opción de 120 caballos. Y en cuanto a la opción diesel, el motor se trata de 1,5 litros de 110 caballos.

Opel Mokka SUV

Lo que está claro es que el Opel Mokka llega para competir en un segmento que es el que más ventas consigue en España, el de los SUV, para el que casi todos los fabricantes tienen alternativas. Este Opel Mokka proporciona un estilo llamativo, con gran personalidad y buena dinámica de marca. Los precios oscilan entre los 21.824 euros del básico de 100CV y los 32.113 euros del tope de gama con el motor gasolina de 120 caballos, el cambio automático y el máximo equipamiento. Además, la versión eléctrica, el Mokka-e, tiene un precio que parte de los 35.400 euros.